Búsqueda personalizada

TARTA CLÁSICA DE CHOCOLATE


Se puede usar tanto bizcocho de soletilla como galletas para hacer la base de esta tarta.Personalmente, prefiero el bizcocho porque queda más esponjoso y se hace un poco menos pesado.


INGREDIENTES:

Para la crema de chocolate:
400 gramos de chocolate fondant
250 gramos de mantequilla
5 huevos
4 cucharadas de azúcar ( o más, dependiendo del gusto)

300 a 350 gramos de mermelada de fresa
2 paquetes de bizcochos de soletilla de 300 gramos cada uno, aproximadamente.

Para emborrachar los bizcochos:
Leche
Azúcar
1 vaso de Cognac, ron o Whisky
1 vaso de agua

MOLDE:

Una fuente rectangular de horno.

PREPARACIÓN:

Derretir a fuego lento el chocolate junto con la mantequilla hasta que se forme una crema bien unida. Retirar del fuego.

Separar las claras de las yemas. Mezclar en una fuente las yemas con el azúcar hasta conseguir una crema amarillenta, incorporar al chocolate derretido y mezclarlo todo bien.

Montar las claras a punto de nieve y añadir a la mezcla de chocolate.

En un tazón, mezclar el agua con la bebida alcohólica elegida. Llenar un plato hondo con la leche,1 cucharada de azúcar y la mezcla de agua con el ron, cognac o whisky ( en las proporciones que creas más adecuadas, dependiendo de cuánto quieras "emborrachar" el pastel).
Como esta mezcla se hace para remojar el bizcocho, ten previsto el volver a hacerla cuando se termine, ya que los bizcochos cuando se empapan absorben mucho líquido.

Los bizcochos se van mojando uno a uno y colocando en el fondo del molde y en las paredes, apretándolos bien.
Sobre éstos se extiende una capa generosa de la crema de chocolate y sobre esta crema colocamos de nuevo otra capa de bizcochos remojados. Encima, untamos una capa de mermelada de fresa y nuevamente otra capa de bizcochos.
Por último, se unta toda la superficie de la tarta con lo que queda de la crema de chocolate hasta cubrir todo el pastel.

Se introduce en el frigorífico unas horas hasta que la pasta de chocolate se endurezca un poco.

Consejo:
Si la tarta va a ir destinada mayormente a niños pequeños, tal vez prefieras no "emborracharla", en cuyo caso es suficiente con que remojes los bizcochos con una mezcla de leche y azúcar. Igualmente, resulta deliciosa.

Esta tarta va ganando en sabor conforme pasan las horas, por lo que podría ser conveniente prepararla en la víspera.



Google